La reprogramación mental de Creencias: una herramienta clave de coherencia para lograr y disfrutar de un Amor más pleno

06.12.2018

Nuestros pensamientos, actitudes y decisiones están basados en nuestro sistema de creencias subconscientes, un sistema de creencias que se define fundamentalmente en nuestros primeros años de vida (hasta los 7 años de edad), a partir del entorno familiar, social y educativo en que hemos crecido y que va a explicar y determinar en gran medida como serán nuestras relaciones, comportamiento y resultados en nuestra vida adulta.

A lo largo de mi intensa práctica como facilitador de procesos de reprogramación mental de creencias subconscientes -a fecha actual más de 5000 balances facilitados, con un éxito superior al 95%- he podido constatar un hecho fundamental, cada vez más obvio: la imprescindible necesidad de una alta coherencia sentir-pensar, mente-emociones, cerebro-corazón, para lograr y disfrutar de un Amor más pleno para con un@ mism@ y para con los demás.

Y digo cada vez más obvio porque no ha sido hasta hace poco que se ha vuelto a hablar y recuperar la importancia básica de esa coherencia.

Como suelo apuntar, nunca antes habíamos estado en mejor disposición para comprender cómo funciona nuestra mente, nuestras emociones y su interrelación.

Los avances científicos y prácticos en neurociencia y en psicología del comportamiento humano, junto con la aplicación práctica de potentes recursos y efectivas herramientas, hacen del día de hoy y del futuro inmediato, unos tiempos en que tenemos a nuestra disposición las máximas facilidades para poder tomar consciencia y responsabilizarnos de nuestras actitudes y decisiones, de como nos comportamos y vivimos nuestras vidas....y también de cómo nos amamos y amamos.

Y si, digo cómo nos amamos primero como un ejercicio ineludible de responsabilidad y compromiso para con uno/a mismo. Y es que lejos de interpretaciones y valoraciones egoístas, el amarse a uno/a mismo/a es el primer paso, imprescindible, para disfrutar de un Amor más pleno, ya sea en una relación o en ausencia de ella.

Así si creencias esenciales del tipo "Creo en mi", "Me amo", "Me valoro", "Me respeto", "Me hago respetar",... no están integradas en nuestro sistema de creencias subconscientes, tendremos enormes dificultades para disfrutar de una vida feliz y con amor. Por el contrario, si esas creencias esenciales están integradas en nuestro sistema de creencias subconscientes habrá una mayor coherencia entre nuestro sentir y pensar y consecuentemente una mayor facilidad, fluidez, plenitud y felicidad para con uno mismo y nuestras relaciones. Es ley natural, ley de vida.

¿Cómo identificar, pues, aquellas creencias esenciales que tenemos integradas en nuestro subconsciente y las que no?

El test kinesiológico -en sus distintas variantes- es una herramienta que nos permite identificar y diferenciar rápida y certeramente las creencias limitantes autosaboteadoras (aquellas que nos obstaculizan nuestras necesidades y deseos) de las creencias expansivas empoderadoras (aquellas que apoyan y sostienen nuestras necesidades o deseos).

Ejercicios prácticos y experienciales como el "estado de cerebro integrado" y los balances de Psych-K®nos permiten sustituir directa y efectivamente esas creencias limitantes autosaboteadoras por sus correspondientes empoderadoras, con el objetivo de lograr una mayor coherencia entre nuestro sentir y nuestro pensar, esa mayor conexión cerebro-corazón/mente-emociones, lo que trae una mayor paz, claridad, confianza, vitalidad, fluidez y disfrute en nuestras vidas.

Te invito a que descubras y empoderes tu sistema de creencias esenciales subconscientes, una herramienta imprescindible al mismo tiempo que una experiencia sorprendente y extraordinariamente transformadora y efectiva.